• Jun : 30 : 2016 - Saludo de Keiko Fujimori es un primer paso para “diálogo obligado” con PPK
  • Jun : 30 : 2016 - “Ha sido un error el haber desfujimorizado campaña”
  • Jun : 30 : 2016 - El Partido Nacionalista presentará candidatos
  • Jun : 28 : 2016 - “Es antidemocrático que partido de PPK busque presidir el Congreso”
  • Jun : 28 : 2016 - Defensa de Alberto Fujimori pediría nuevamente el indulto

Francisco Arroyo Cobián (*)

Luego de que la constructora brasilera Odebrecht reconociera ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos que pagó coimas por 788 millones de dólares a funcionarios gubernamentales en 11 países, en donde se encuentra el Perú, recién se alborotó la justicia peruana y de inmediato se nominaron fiscales y procuradores a pesar de que hace muchos años estos delitos se denunciaron y no tomaron su verdadera dimensión, sino fuera por la presión del país más poderoso y con quien en estos casos no se juega.

Marcelo Odebrecht ha revelado que pagó coimas por más de 29 millones de dólares en diversas obras, entre el 2005 y el 2014, lo que involucra a funcionarios de los gobiernos de los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Odebrecht se compromete de este modo a colaborar con los fiscales e investigadores de acuerdo al pacto con Estados Unidos a fin de que se investigue y sancione a los responsables de los actos de corrupción.

Hoy más que nunca necesitamos que esta investigación sea seria, no se manchen dignidades y se descubra toda la verdad en este caso histórico de corrupción y que se digan los nombres de quienes participaron en este escándalo que humilla a todos los peruanos. Destapar el buzón de Odebrecht ha causado profunda ansiedad en los funcionarios responsables e incomodidad y conmoción a la caterva de farsantes de moral de la prensa caviar que hace denodados esfuerzos por desviar la atención a otros temas, inclusive sugiriendo que el Congreso no debería formar ninguna comisión investigadora, porque interferiría con la fiscalía a lo cual se debe contestar con energía que el Poder Legislativo no puede renunciar a sus facultades de fiscalizar que la Constitución del Estado le otorga.

Es bueno que todos los ciudadanos conozcan que ante estos hechos ya existen componendas, pues se acaba de nombrar como procurador a cargo de la investigación a quien fuera procurador de la alcaldesa Susana Villarán, Amado Enco Tirado, a pesar que trabajó en el período donde se otorgó millonarios contratos a Odebrecht, OAS y otras empresas involucradas en el caso Lava Jato. Este es el mismo abogado que laboró en la Comisión de la Verdad y en la comisión de indultos que gestionó Diego García Sayán, así como en el gobierno de Humala en donde se concesionaron millonarias obras. ¿No se dio cuenta Enco Tirado de las irregularidades cometidas y será esta “perlita” con esa catadura moral quien investigue las coimas Odebrecht?

Lo más grave está en que quien designó a este procurador es la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, y ella no es ninguna incauta, sabe lo que hace o sabe cumplir órdenes. ¿Quién le ordenó esta designación, a quién se quiere proteger, a quién se desea blindar, qué intereses oscuros y millonarios están detrás de esto?

El país ya no soporta más la corrupción y solo se empezará a corregir esta lacra, cuando estos delitos no queden impunes y los culpables sigan caminando libremente por la calles, sino cuando se castigue con severidad esta insensibilidad que maltrata a los pobres de la patria y a la dignidad de los honestos ciudadanos. Por eso todos debemos gritar a toda voz en cuello ¡Todos los culpables a la cárcel!

(*) Exalcalde de Cajamarca, expresidente regional, excongresista de la República.

Publicado el 29 - Dic - 2016

Categoria: Las Aguilas vuelan más alto