• Jun : 30 : 2016 - Saludo de Keiko Fujimori es un primer paso para “diálogo obligado” con PPK
  • Jun : 30 : 2016 - “Ha sido un error el haber desfujimorizado campaña”
  • Jun : 30 : 2016 - El Partido Nacionalista presentará candidatos
  • Jun : 28 : 2016 - “Es antidemocrático que partido de PPK busque presidir el Congreso”
  • Jun : 28 : 2016 - Defensa de Alberto Fujimori pediría nuevamente el indulto

Moscú.- Los ex servicios de inteligencia rusos insisten con que el maxilar y un fragmento del cráneo de Adolfo Hitler están en el archivo ruso, según afirmó Wassili Christoforov, director del mismo, quien admitió que el cadáver del líder nazi y de su mujer fueron prácticamente destruidos.

“El maxilar y un fragmento de cráneo agujereado por una bala que fueron llevados en 1948 a la entonces Unión Soviética son auténticos”, afirmó.

Recientemente, investigadores estadounidenses afirmaron que los restos eran “claramente femeninos” según su ADN.

Christoforov lo niega: “Estos investigadores no se han dirigido a nosotros. Y ¿con qué han comparado el ADN?”, dijo en una entrevista que publica hoy el diario Izvestiya. Excepto en Moscú, no hay restos de Hitler, publicó la agencia DPA.

Christoforov confirmó que el brazo de un sofá manchado de sangre procedente del búnker del führer en Berlín también fue trasladado a Moscú. Supuestamente, Hitler se suicidó en ese sofá.

Stalin ordenó en su día una investigación exhaustiva del material, pues no estaba totalmente convencido de la muerte de Hitler, dijo Christoforov. Finalmente, al comparar los restos maxilares con unas radiografías que Hitler se hizo en 1944, Stalin se quedó tranquilo.

El director del archivo hizo hincapié en que los cadáveres de Hitler y Eva Braun, el matrimonio Goebbels y sus seis hijos envenenados fueron destruidos el 4 de abril de 1970.

“La orden vino del entonces director del KGB, Yuri Andropov, que posteriormente fue jefe de Estado y de partido”, dijo Christoforov. Hasta entonces, los restos habían sido custodiados en Magdeburgo.

Luego fueron cremados y esparcidos en un río. “Probablemente fuera la solución adecuada. De lo contrario, el lugar donde se encontraran se habría convertido en centro de peregrinación para los fascistas que hay por todas partes, lamentablemente también en Rusia”, dijo.

Publicado el 10 - Dic - 2009

Categoria: Mundo