• nov : 20 : 2014 - Humala: A Belaunde Lossio lo vamos a poner ante un juez
  • nov : 20 : 2014 - Indecopi sancionará a colegios privados
  • nov : 20 : 2014 - Puerto de Lambayeque
  • nov : 18 : 2014 - “Se investigarán a la red de Orellana caiga quien caiga”
  • nov : 18 : 2014 - PJ evitará que “tinterilladas” dilaten proceso a Orellana

La tensión que vive la Península coreana a raíz del movimiento del potencial bélico de ambas Coreas y del aliado de una de ellas, Estados Unidos, más el reciente anuncio de la reactivación de un reactor nuclear norcoreano, mantiene en vilo a la población mundial.

Ante este ambiente beligerante dominado por una Corea del Norte reacia a escuchar razones, son muchos los que me han consultado respecto a las armas nucleares que estos países dicen estar dispuestos a utilizar ante una probable guerra.

Un arma nuclear es un poderoso explosivo que utiliza energía atómica y que está inserta en un vehículo transportador, como es el caso de los misiles balísticos intercontinentales o misiles balísticos de lanzamiento submarino.

Esta arma incluye, además, infraestructura que permite su manejo y operación. Puede ser utilizada como un arma táctica cuando planea ser detonada en un campo de batalla en situaciones militares, o como arma estratégica cuando su uso forma parte de un plan estratégico con objetivos como grandes ciudades, centros de mando militar, locaciones de misiles nucleares.

Los diseños dependen de los componentes físico-químicos y de ingeniería que permitirán que el módulo explosivo nuclear en el interior de la carcasa de la bomba, cabeza de un misil o proyectil que transporta el arma a su blanco, detone.

Existen tres tipos básicos de diseño y en los tres la energía explosiva se deriva de reacciones nucleares como fisión y fusión.

Están las armas de fisión pura, armas de fisión mejoradas con fusión y las armas termonucleares, que son esencialmente una cadena de armas de fusión mejoradas por fisión.

En el caso de las armas atómicas de fisión que fueron las primeras armas nucleares construidas y hasta el momento las únicas que han sido usadas en una guerra, el material activo puede ser el uranio fisible (U-235) o el plutonio (Pu-239).

Un neutrón choca contra el núcleo de un átomo de un elemento pesado como el uranio-235 o el plutonio-239 y lo rompe en dos núcleos más pequeños. Esto hace que salgan despedidos otros neutrones que repetirán este proceso. Es durante esa reacción en cadena cuando se libera una ingente cantidad de energía en forma de calor, radiación gamma, entre otras.

En el caso de las armas atómicas de fusión, un núcleo de un átomo ligero, por ejemplo el hidrógeno, se hace colisionar con otro núcleo de otro átomo ligero, de forma que se unen formando átomos más pesados. Durante este proceso, al igual que en el caso de la fisión, se libera mucha energía.

Este es el concepto principal de las bombas de hidrógeno (bomba H) o denominadas bombas termonucleares y las bombas de neutrones, armas consideradas tácticas.

También combinan reacciones nucleares de fisión. Como en el caso de las bombas de neutrones, que son capaces de desencadenar ingentes cantidades de energía y cuyos efectos de la radiación perdurarán poco tiempo en relación con otras clases de bombas atómicas.

Debido a su naturaleza son bombas que no producen efectos importantes en estructuras y vehículos y sí a nivel orgánico, aunque la extrema explosión y los efectos del calor no son eliminados.

Por Rolando Páucar Jáuregui Físico nuclear

Publicado el 10 - abr - 2013

Categoria: Opinión