• oct : 31 : 2014 - “Hay que luchar juntos contra la pobreza y la desigualdad”
  • oct : 31 : 2014 - Ramos: “Investigaciones a Burga no son una persecución política”
  • oct : 31 : 2014 - Perú y Ecuador alcanzarán juntos el “buen desarrollo”
  • oct : 31 : 2014 - Si Gana Perú recibió aportes, son ilícitos
  • oct : 31 : 2014 - El Gobierno debe intervenir la FPF

En 1991 en el Perú, el fisco tenía serias dificultades financieras. Las pensiones públicas eran muy bajas, lo cual afectaba la calidad de vida de los jubilados. El Sistema Nacional de Pensiones (SNP) entró en crisis y por ello el Estado buscó alternativas con la finalidad de obtener mejores pensiones para los trabajadores peruanos. Fue así que surgió el Sistema Privado de Pensiones (SPP).

A la fecha en nuestro país existen dos sistemas previsionales: El Sistema Privado de Pensiones (SPP), gestionado por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), y el Sistema Nacional de Pensiones (SNP), administrado por la Oficina de Normalización Previsional (ONP).

De acuerdo al Estudio “Importancia del desarrollo del Sistema Privado de Pensiones en el Perú”, elaborado por Apoyo Consultoría, las AFP, gracias a sus inversiones, aportan en forma significativa al crecimiento económico, a través del incremento en el factor capital. Además, incrementan el ahorro y, por ende, también la inversión. En ese sentido, se estima que la variación acumulada del PBI (1993-2009) atribuible al SPP ascendería a 9,2% (US$10,613 millones).

Las inversiones de las AFP impulsan el desarrollo de empresas, proyectos de infraestructura, incrementan el empleo y reducen la pobreza. Este incremento de infraestructuras repercute directamente en la formación de puestos de trabajo. Además, las AFP brindan información sobre el comportamiento de los fondos de sus afiliados, manteniendo la transparencia total en todo momento, a diferencia del Sistema Nacional.

Las inversiones del SPP contribuyen también al desarrollo del mercado de capitales en varios aspectos y, de manera indirecta, a mejorar la calificación crediticia del país y al incremento del tamaño del mercado de capitales.

Es por tanto indudable cómo el Sistema Privado de Pensiones ha contribuido en el desarrollo de nuestro país, del que hoy estamos siendo testigos y que, esperemos, dure mucho más.

Joel Boza Oré Administrador de Agencia Prima AFP – Cajamarca

 

Publicado el 25 - jul - 2011

Categoria: Opinión