• Jun : 30 : 2016 - Saludo de Keiko Fujimori es un primer paso para “diálogo obligado” con PPK
  • Jun : 30 : 2016 - “Ha sido un error el haber desfujimorizado campaña”
  • Jun : 30 : 2016 - El Partido Nacionalista presentará candidatos
  • Jun : 28 : 2016 - “Es antidemocrático que partido de PPK busque presidir el Congreso”
  • Jun : 28 : 2016 - Defensa de Alberto Fujimori pediría nuevamente el indulto

La base económica ya sustentada y posicionada en estos últimos años, ha promovido en las esferas partidarias,  tomar medidas que conlleven al equilibrio económico en las clases sociales menos favorecidas.

Ante los acontecimientos,  que se dan en la actual coyuntura política, el pueblo peruano está ya en condiciones de optar por un candidato que aspira gobernar el país; sin embargo, al margen de  las diversas informaciones que se aprecian en los medios de comunicación masiva, aún no se conoce a profundidad los Planes de Gobierno  de cada ´posición partidaria. La base económica ya sustentada y posicionada en estos últimos años, ha promovido en las esferas partidarias,  tomar medidas que conlleven al equilibrio económico en las clases sociales menos favorecidas.

La espiral de oportunidades en estos sectores es el reto. Las posiciones ideológicas y doctrinarias, aún conservadoras y tradicionales, están orientadas a tratar con más conciencia el tema. Los movimientos sociales que se han suscitado, ante la presencia  del sistema neoliberal en los órganos de poder de los países sub desarrollados, ha marcado un descontento que, indudablemente, para evitar nuevas circunstancias de este tipo, obviamente la visión de gobierno será desde una nueva óptica. Es, realmente, un condicionante – no tan apreciado para este segmento social-, pero que, indudablemente, en esta  contienda electoral, exige una posición clara a favor de las clases populares, en compensación al voto que podrían comprometer.

Los partidos que representan una posición centrista, y que ya han sido gobierno, teniendo la mejor oportunidad de desarrollar el plan estratégico de desarrollo social y económico de cara a los sectores populares, optaron por aprovechar los recursos a otros fines, sin materializar su Plan de Gobierno, hoy evaluado,  oportunista y populista que sólo sirvió para los  momentos  de la campaña electoral. Producto de ello, todas las lacras habidas y por haber como: la corrupción organizada, donde, utilizando todos los medios e instrumentos, se usurpan los flujos económicos, poniendo en riesgo la seguridad nacional, y  propiciando las profundas desigualdades económicas.

La clase media sufre el agravante; el caos ante estos desniveles y desequilibrios económicos. Sin embargo, de aduce que en el  2015 se alcanzó a un crecimiento del PBI del 3,3%. Explicable para quienes, desde otro interés económico y político, estamos en la bonanza; mientras que la clase media y los sectores urbano-marginales, como la población andina, sufren el peor de los momentos de crisis económica, sin esperanza de alcanzar un estatus de vida digno y humano.

En esta contienda electoral, hay muchos retos que enfrentar. Estamos a la expectativa de aquellos  partidos de mayor identificación con los sectores populares. Tienen la palabra, sin demagogia ni populismo. Centrados en un Plan de Gobierno que esté a la altura de los principios ético y morales, con la satisfacción de servir al pueblo peruano, en la perspectiva de la modernidad, con la cobertura que prestan las corporaciones económicas del país; pero, evidentemente, con  justicia y equidad.

Publicado el 23 - Feb - 2016

Categoria: Editorial Trujillo