• dic : 20 : 2014 - José León estuvo con miembro de peligrosa banda en el Congreso
  • dic : 20 : 2014 - CEP llama a sembrar “semillas de la paz” y pensar en pobres
  • dic : 20 : 2014 - Fiscal Ramos visitó oficina de Orellana
  • dic : 20 : 2014 - Martha Chávez reitera respaldo a ley laboral
  • dic : 20 : 2014 - Falleció compositor criollo Juan Mosto

El Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN) y la Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos (LATINDADD), presentaron al Dr. Pedro Francisco Páez Pérez quien expuso sobre el tema “Fondos Soberanos Regionales de Reservas para hacer frente a la crisis internacional”. El experto inició su presentación comentando que los fondos soberanos surgieron en los países productores de materias primas, en este caso Kuwait con los ingresos del petróleo en los años cincuenta del siglo pasado.

Lamentablemente estos fondos que ascienden a US$ 760,000 millones en América Latina, en su gran parte han servido solo al sistema financiero internacional. “No lo hemos aprovechado debidamente y están sujetos a los riesgos propios del sistema financiero internacional. “En los años treinta Inglaterra no nos devolvió el dinero depositado sino títulos con negociabilidad limitada”, recordó Páez.

Las reservas internacionales indirectamente se utilizan para la especulación financiera internacional. Todo es parte de una lógica integral, que se asocia al surgimiento de burbujas en los diferentes mercados. Luego, las políticas de rescate también tienen problemas. “El salvataje financiero alimenta al tumor cancerígeno”, recalcó el experto ecuatoriano.

El problema es que todos los actores seguimos en la misma lógica. Recordó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) perdió casi un quinto de su capital social al asignar recursos a operaciones de tesorería con títulos especulativos. El Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) sigue también en la misma lógica. “Los fondos soberanos convencionales son el último invento del viejo orden financiero internacional”, acotó Páez Pérez.

En la Nueva Arquitectura Financiera Internacional, la orientación debe ser diferente. Los peligros están presentes. Hay que hacer manejo prudencial de los flujos de capital; eliminar los paraísos fiscales; establecer una regulación contable rigurosa. Se puede utilizar el Sucre para reducir costos en las transferencias financieras internacionales. De ahí diseñar sistemas de apoyo a nuestra balanza de pagos.

Las reservas internacionales Latinoamericanas se pueden utilizar mejor, al juntar los recursos de todos. “Es como la aportación a un seguro con menores costos”. Asimismo, los riesgos del conjunto de países son menores que individualmente. De esta forma se pueden liberar recursos de las reservas internacionales para usos productivos, finalizó el especialista ecuatoriano.

Cabe destacar, que el Dr. Pedro Páez, es economista por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), y PhD en Economía (University of Texas at Austin). Catedrático en diversas universidades de Ecuador y del extranjero (University of Utah en Salt Lake City y La Sorbona de Paris). Ex Ministro Coordinador de la Política Económica y ex Viceministro de Economía y Finanzas de su país. También, fue Miembro de la Comisión de Expertos de las Naciones Unidas sobre la Crisis Financiera, presidida por el profesor Stiglitz. Actualmente, se desempeña como Representante Plenipotenciario del Gobierno del Ecuador en los temas de la Nueva Arquitectura Financiera y es Presidente de la Comisión Técnica Presidencial para el diseño de la Nueva Arquitectura Financiera Internacional (Banco del Sur y SUCRE). Es asimismo, miembro del Grupo de expertos de Paris en Regulación Financiera para el G20, convocado por el Presidente Sarkozy.

Publicado el 3 - mar - 2012

Categoria: Ciudad